entrebescant@gmail.com

Logo extendido Entrebescant ensemble

Concierto de Entrebescant Ensemble en GeneraciónSMADE

Septiembre 2022      Estella-Lizarra

CSM 1 - Des oge mais quér' éu trobar

Des oge mais quér’ éu trobar pola señor onrrada,
En que Déus quis carne fillar beeita e sagrada,
Por nos dar gran soldada no séu reino e nos erdar
Por séus de sa masnada de vida perlongada,
Sen avermos pois a passar per mórt’ outra vegada.

E porreen quéro començar como foi saüdada
De Gabriel, u lle chamar foi: “Benaventurada
Virgen, de Déus amada: do que o mund’ á de salvar
Ficas óra prennada; e demais ta cunnada Elisabét,
Que foi dultar, é end’ envergonnada”.

E demais quéro-ll’ enmentar como chegou canssada
A Beleên e foi pousar no portal da entrada,
U pariu sen tardada Jesú-Crist’, e foi-o deitar,
Como mollér menguada, u deitan a cevada,
No presév’, e apousentar ontre bestias d’arada.

E non ar quéro obridar com’ ángeos cantaba
Loor a Déus foron cantar e “paz en térra dada”,
Nen como a contrada aos tres Reis en Ultramar
Ouv’ a strela mostrada, por que sen demorada
Veéron sa oferta dar estranna e preçada.

E, par Déus, non é de calar como foi corõada,
Quando séu Fillo a levar quis, des que foi passada
Deste mund’ e juntada con el no céo, par a par,
E Reínna chamada, Filla, Madr’ e Crïada;
E porreen nos dev’ ajudar ca x’ é nóss’ avogada.

CSM 144 - Con razon e d'averen gran pavor

Com razôm é d’ haverem gram pavor
as bestias da Madre daquel Senhor
que sobre todas cousas há poder.

E dest’ um gram miragre foi mostrar
Santa María, a Virgem sem par,
em Prazença, per com’ oí contar
a hómees, bõos e de creer.

La doncella guerrera (romance sefardí)

​Un capitán sevillano, siete hijas le dió Dios
y tuvo la mala suerte que ninguna fue varón.
– Maldecida seas, Alda, en mitad del corazón,
siete hijas que tuvites y entre ellas ningún varón.

Se levantó la pequeña, favor de la mayor.
-No maldigas a mi madre no la maldigas, por Dios,
que si el rey quiere soldados, a la guerra me voy yo.
-No vayas, hija, no vayas, que te van a conocer:
tienes el pelo muy largo y dirán que eres mujer.
-Yo me lo remeto, padre, dentro de mi corazón,
me visto de militar y a la guerra me voy yo.
-No vayas, hija, no vayas, que te van a conocer:
tienes el pecho muy alto y dirán que eres mujer.
-Yo me lo remeto, padre, dentro de mi corazón,
me visto de militar y a la guerra me voy yo.

Y, cambiándose de nombre, que don Marcos se llamó,
y metiéndose en batalla que la guerra la ganó
y el general más famoso de Marcos se enamoró.
-Madre mía y de mi alma, que yo me muero de amor,
que el general don Marcos es mujer que no varón.
-Llévala tú, hijo mío, a montar a caballo:
si es que don Marcos se cansa, es mujer que no varón.
-Ya la he llevado, mi madre, a montar a caballo:
todos se cansaron, don Marcos no se cansó.
-Llévala tú, hijo mío, a bañar al mar:
si no se mete en el agua, es mujer, que no varón.
-Yo la he llevado, mi madre, a bañar al mar:
todos se meten en el agua, don Marcos no se metió.
-¿Por qué no vienes tú, Marcos, a bañar con nosotros?
-Porque tú sabes que soy hembra y no varón.
-Ven acá, vidita mía, vidita del corazón.
Que quien te quiere y te adora tú ya sabes que soy yo.

Yo m'enamori d'un aire (romance sefardi) (Instrumental)
Conde Olinos (Levantose el Conde niño) (romance sefardí)

​Levantóse el conde Niño, mañanita de San Juan
a dar agua a sus caballos a las orillas del mar.
Mientras los caballos beben el conde dice un cantar:
puertas que estaban cerradas, s´abrieron de par en par,
mujeres que están encinta, ya lo iban a abortar,
hombres que van por camino se vuelven a la ciudad.

-Si dormís, la niña infanta, si dormís o recordáis
Oyerís como lo canta la sirena de la mar.

– No es la sirena, mi madre, ni tampoco es su cantar,
el conde Niño es, mi madre, y a mi me viene a demandar.

– Si te demanda la infanta, yo le mandaré a matar.

– Si le matas, la mi madre, juntos nos han de enterrar.

La reina, con grandes celos, a los dos mandó a matar;
de ella corre sangre y leche, de él corre sangre real.
A ella, la enterró en la iglesia, y al conde, en campo real.
De ella salió una toronja, de él salieran un limonar,
crece el uno, crece el otro, ya se iban a juntar.
La reina, con grandes celos, a los dos mandó a cortar.
De ella salió una paloma, de él salieran un gavilán,
vuela el uno, vuela el otro, y al cielo van a juzgar.
No son tres días pasados, la reina que muerta está.

Lamento di Tristanoy La Rotta (Instrumental)
Share This